Tuve una vez un sueño, fue un sueño agradable porque se cumplía el más grande de mis deseos, yo tenía un hermano mayor, es decir más grande de edad que yo, jugaba con él a las escondidas, me cuidaba , estabámos corriendo a través del campo en las tierras de mis abuelitos (voy en cada período de vacaciones a visitarlos, me encanta ir), había pacas de alfalfa seca y las trepábamos hasta arriba, de pronto se nublo mi vista y había mucho humo alrededor, sentía que me ahogaba y mucho calor, le gritaba a mi hermano y lo escuchaba a lo lejos, me decía no temas yo estaré aquí, empezaba a marearme y a desesperarme... pero desperte, no le dije nada a mi mamá por que soy una niña muy valiente.

Permiteme y me presentó mi nombre es Libertad y tengo 7 años, estoy en segundo grado de primaria, soy delgada, morenita, de cabello ralito y oscuro; les sigo contando... lo curioso de mi sueño es que yo soy hija única por lo tanto no puedo tener un hermano mayor, tal vez haya la posibilidad de que mi mamá me regale un hermanito, le he insistido mucho pero me dice que no sabe, que tal vez no sea posible, y que si me diera un hermanito seria mas pequeño que yo...Es raro pero yo soñé con mi hermano, pero mayor que yo, nacido no sé en que momento, y me sentí feliz, pero como siempre sucede me desperté.

Lo de todos los días, mi mami apurada para que esté lista para ir al colegio, luchando conmigo para desenredarme el cabello y mandarme presentable (no entiendo muy bien que es eso de ¨presentable¨) a la escuela, finalmente se da por vencida y me deja el cabello suelto. Mi mami entra a trabajar muy temprano y me deja con mi tía, para que me lleve a la escuela a la hora en la que ya me reciben allí. Duermo un rato en casa de mi tía, pero la verdad es que ya estoy bastante acostumbrada a esto de levantarme antes de que el sol salga, ella si me puede peinar... jajaja, no sé por que pero es algo que mi mamá no logra, mi tía me hace una colita alta y luego me trenza el cabello.

Llegó al colegio como a las 8:10 am, alguna de las Misses (así acostumbramos decirles a las maestras, tampoco sé por que) me recibe, me bajo de la camioneta azul e inicia mi día de escuela. Voy directo a mi salón por que no nos permiten permanecer en el patio a la hora de entrada, veo a Daniela, Amsy, Sofía, Kevin, Hector... Somos 18 niños en mi salón, la verdad es que a veces me aburro en clases por que hay cosas que son muy sencillas para mí, sobre todo en Matemáticas, y Miss Mary a veces parece que no sabe que es lo que esta explicando, además me da algo de risa su diente que ya se le cayó en medio de la clase... jajaja, salío votando como una piedrita que hechas al agua... jajaja; lo que sí es que cuando tomo el lápiz para escribir no lo hago como se supone se tiene que hacer o lo hace la mayoría de los niños, yo , tomo el lápiz con mucha fuerza y el puño cerrado, dice una de mis ¨Misses¨ que es un mal hábito que no fue corregido desde el preescolar y ahora la verdad no puedo hacerlo de otro modo y en serio que ya hasta flojera me da que me digan que tome el lápiz correctamente: ¿pero quién me asegura que ese no es el modo correcto para mí en lo personal de tomar el lápiz??? y lo ¨normal¨ no me resulta a mí por que hago patas de araña y cucarachitas como diría Miss Ana.

En las tardes me quedo otro ratito en la escuela en lo que sale mi mamá del trabajo, como en la escuela y me gusta mucho la sopa que me hace Miss Vero, ella y Miss Ana nos cuidan a algunos otros niños y a mí, también hacemos la tarea, cuando terminamos la tarea jugamos, y jugamos mucho, bueno la verdad es que yo no juego tanto por que mi mami llega primero que las demás mamás y soy la primera en irme, siempre le ruego que me deje otro ratito pero no me hace caso, tal vez un día logre convencerla.

Me voy a mi casa y sucede lo de todos los días, juego un rato... pero sola, no me gusta mucho eso de estar sin más niños en la casa, por eso le pido a mi mami un hermano mayor...

Falta ya muy poco para las vacaciones de Primavera, deseo que los días pasen volando porque iré con mis abuelitos al rancho (si se acuerdan en mi sueño andaba jugando con el hermano mayor que no tengo entre las pacas de alfalfa seca).

Uno de esos días en las tardes que me quedo en la escuela, sentí una tristeza muy grande, de pronto las lágrimas no dejaban de caer por mi rostro, Miss Ana me tomo en los brazos y me arrullo, me pregunto que, que era lo que me pasaba, yo no respondí y seguí llorando, ella me dijo que me sentía muy ligerita que no pesaba nada, y de hecho así me sentí, ligera sin peso, como si no tuviera cuerpo, ella no carga a los niños, no sé que sentiría o que vería en mí que lo hizo, me arrullo y les dijo a los otros niños que le daría unas papitas al que logrará hacerme reír de nuevo (tengo una risa muy estruéndosa)... yo fingí, y le dije que Amsy me había hecho reír; pero debo de decirles que esa tristeza continuó en mí y me sentía ligerita como una nube...

Los días se han ido volando, y cuento las horas para ir a visitar a mis abuelitos, tengo muchísimas ganas de verlos, de abrazarlos y de jugar libre en el campo.

El último día de clases. Todo marcha normal, es Viernes, mi mamita llegó más temprano que de costumbre por mí, dejo pagado el vestuario del día de las madres para que ya este todo listo...Mi mamá me llevo en nuestro carro hasta el rancho de mis abuelitos, ella solo se queda un día y se regresa porque tiene que ir a trabajar el Lunes... Me la he pasado de lujo con mis abuelitos, me la paso todo el día jugando, me encanta andar con mis patines, es algo maravilloso, porque me siento libre, muy libre...Claro que extraño a mi mamá, pero ya pronto la veré porque tengo que regresar a clases, me gusta la escuela, pero la verdad es una maravilla estar aquí, porque respiro el aire fresco, veo los animales en el campo, es totalmente distinto a la ciudad donde vivimos.

Mamá habló por teléfono, y mi abuelito le dijo que no viniera por mí, que él me lleva en autobús, que no se mortifique y que no se canse en manejar hasta acá. Por mí esta bien, porque así estaré otro rato más con él (dicen que me parezco mucho a mi abuelito y en verdad lo amo). Salimos a las 11 de la noche, mi abuelita va y nos despide a la central de autobuses... eso sí, llevó mis patines conmigo, no los suelto, como diría mi mamá... jajaja...  van en el camión muchas personas y  se suben aún más, veo niños que creo que van de regreso a sus casas para ir de nuevo a la escuela.

El camino no es tan largo, trato de dormir lo más que puedo, mi abuelito me abraza, voy del lado de la ventana porque me gusta ver (aunque este oscuro), ya falta poco para llegar, solo siento el vaivén del camión al recorrer la carretera muy rápido. Siento calor, siento calor...y cada vez más sueño, oigo a lo lejos gritos, murmullos, movimiento, hay humo y se me nubla la vista... mi abuelito me esta abrazando, no sé mueve, yo no me muevo porque no sé si estoy dormida o despierta...es la misma sensación de mi sueño, me veo a mí misma fuera de mí, jugando en las pacas de alfalfa, pero ya no hay miedo, ya no hay humo... sólo me siento algo perdida y le grito a mi hermano, él es alto, lo puedo ver, se parece también a mi abuelito, vienen los dos juntos, me ayudan a bajar de las pacas, mi hermano me dice:

-Recuerda ya te lo dije, siempre estaré contigo, tal vez no al mismo tiempo ni en el mismo lugar... soy parte de tus deseos, ahora me corresponde hacerme cargo de mamá, tú has sido muy valiente, pero te tienes que ir para estar con mi abuelito, hay decisiones que no nos corresponden a nosotros, te amamos, y te amaremos siempre, ahora Libertad, tú y mi abuelito se tienen que ir. Dentro de un año y medio, yo voy a nacer, y le daré a mi mamá, algo de consuelo porque tú ya no estarás, soy parte de tus deseos, soy parte de tus sueños, soy parte de tí...Soy tu hermano mayor.

Me siento triste, porque ya no veré a mamá, pero necesito cuidar ahora de mi abuelito, ya no hay calor, ya solo me siento ligerita como la nube y puedo partir en libertad, tomo de la mano a mi abuelito que ya puede caminar con mucha facilidad igual que yo, con la otra mano tomo mis patines y partimos hacia la luz...Gracias a los que me acompañaron en estos casi 8 años de vida, gracias por amarme, pero ahora tengo el compromiso con mi abuelito, así que le cedo mi lugar a mi hermano mayor.